Los padres quieren controlar el teléfono móvil.

La Audiencia de Pontevedra absolvió también a un padre que miró, con el permiso de su hija , el WhastApp de la menor. La denuncia la presentó la madre de la niña, la pareja estaba separada , al estimar que su ex marido había violado la intimidad de la menor. Los jueces justificaron esa conducta y estimaron que no hubo revelación de secretos, pues el padre compartía la patria potestad con la madre y la acción había que enmarcarla en la obligación de los progenitores en la educación y control de lo que hacen sus hijos.

¿Para qué sirve el control parental?

La Audiencia de Madrid absolvió también a una mujer que miró el WhastApp de su hijo, de 13 años, sin el permiso del menor. La madre utilizó esas conversaciones en un juicio de separación para demostrar que su marido, con el que compartía la custodia, y los abuelos paternos estaban poniendo en riesgo la salud del niño al negarse a suministrarle una medicación recomendada por un hospital para tratarle una dolencia.


  • Artículos relacionados.
  • Facilidad práctica permitida sin consentimiento.
  • Programa de espía en el teléfono!

La sentencia considera que en este caso no hubo vulneración del derecho de las comunicaciones, al prevalecer un bien jurídico superior, como es la protección de la salud del menor. Utilizar programas espía para controlar qué hacen los hijos con sus dispositivos no debe hacerse sin el conocimiento del menor.

≫ Las Mejores Aplicaciones Móviles para Personas Mayores []

Lo que no quiere decir que esos programas —que permiten leer mensajes, geolocalizar a los menores o controlar qué paginas se visitan— sean legales si son instalados sin el conocimiento de los niños. Javier Ricou. Lo que dice la ley Mirar los mensajes del correo electrónico o leer el contenido de las conversaciones del WhastApp de los hijos , sin el permiso de estos, puede salir muy caro. La instalación de programas para controlar teléfonos y ordenadores roza la ilegalidad. Leer comentarios. En relación a los juegos y el uso de redes sociales, aparecen distinciones de género significativas, tanto en las actividades desarrolladas con las niñas y niños como en los relatos de las apoderadas.

Cuando se pidió a los niños diseñar sus propios teléfonos y describirlos, los niños utilizaron principalmente aplicaciones de juego y las niñas, de redes sociales. Por otra parte, una apoderada señala:. En nuestro caso porque la [nombre de la hija] recibe, por ejemplo, de los amigos que tiene en el colegio.

Esta brecha entre los niños y sus padres en relación al uso de tecnología es muy significativa, en la medida en que implica que se produce un campo de acción en donde los padres no pueden intervenir o lo hacen marginalmente y, por tanto, puede quedar fuera de su control. El uso de los dispositivos móviles para comunicarse no aparece de forma dominante en las conversaciones, sólo algunos niños señala que lo ocupan para hablar con sus familias, con sus padres, tíos, primos; otros, en cambio, señalan que nunca lo ocupan para eso.

Padres cada vez más conscientes de las actividades de sus hijos

Por su parte, las apoderadas relatan que las redes sociales son usadas para comunicarse entre los niños, para invitarse entre sí a jugar o para hacer preguntas sobre las tareas. Estas diversas experiencias de uso implican la aparición de una serie de normas, las que se describen a continuación. Las normas en torno al uso de dispositivos móviles son establecidas fundamentalmente por los padres, aunque en algunos casos son los mismos niños los que norman su interacción en torno a la tecnología.

Una primera regulación se refiere al lugar donde se puede usar la tecnología. El uso de teléfonos móviles en la escuela es muy heterogéneo y tiene diversas regulaciones. Una de ellas es la prohibición absoluta, tal como cuenta esta apoderada:.

Entonces ¿qué podemos hacer?

En otros casos, los límites cambian con la edad, aunque también se menciona el temor al robo como una de las razones de la limitación. Otros niños no tienen la prohibición de llevar el teléfono al colegio, o como se ha indicado anteriormente, se les permite hacerlo cuando hay festividades.

Sin embargo, esta regla es dif ícil de respetar incluso para los adultos y aparece como una fuente de contradicción que es cuestionada por los mismos niños:. Así que no, en la mesa no Apoderada 3, E. El dejar que los hijos vayan solos a lugares donde pueden acceder a internet es considerado peligroso. En la mayoría de los casos relatados por las apoderadas existe una prohibición de ir solos a la biblioteca la que en realidad es ocupada no como biblioteca, sino como punto de acceso a internet y redes sociales , o a los cibercafés.

Un punto de coincidencia al respecto se aprecia en la siguiente conversación en el GD:. Apoderada 4: Yo tengo un negocio al lado de mi casa [un cibercafé], al lado de mi casa, y no dejo que mi hija vaya sola GD, paréntesis nuestro. Un día la niña fue a buscar a mi hija.

Entonces yo le dije que mi hija no tenía permiso para ir a la biblioteca, y mi hija se enojó. Paréntesis nuestros. Algunos niños señalan que sólo pueden usar los teléfonos en ciertos horarios, generalmente asociado a terminar las tareas.


  • No debería hacer falta una ley.
  • Por qué más padres quieren rastrear y controlar el celular de sus hijos;
  • LG Mobile Software Freeware!

Los padres y también los niños manifiestan que todo aquello que implique acceso a internet debe ser regulado. Esta información es corroborada por algunos de los apoderados:. Apoderada 1, GD. En algunos casos hay una vigilancia y acompañamiento del acceso a internet; en otros, al parecer ello no ocurre:. Por otro lado, cuando los niños usan los teléfonos de sus padres se exponen a ver contenidos para adultos. Una apoderada relata una conversación con su hija al respecto:.

Relatos de las madres en entrevistas y grupos de discusión dan cuenta de situaciones similares en que los niños comprenden que no siempre pueden acceder a los contenidos que los adultos ven en sus equipos. Para regular lo anterior, algunos adultos mantienen aplicaciones con clave, acción en que se aprecian diferencias de roles entre los padres, ya que esta acción que implica conocimiento técnico es habitualmente efectuada por los padres.

En este sentido, los adultos pueden estar en desventaja frente a los niños.

Como Controlar El Celular De Mi Hijo Desde El Mío - Family Link Español

Los padres señalan que en el discurso de los niños aparece la tecnología como gratificación por su buen comportamiento. Aunque también hay quienes se oponen a esta relación premio-castigo:. Finalmente, en las relaciones entre los niños también aparece un componente normativo.

Es frecuente la comparación entre ellos respecto a los permisos de lo que pueden y no pueden hacer y que sus compañeros sí pueden. Esto deriva en disputas asociadas a la capacidad de consumo de los niños y sus familias. Las experiencias de uso de tecnología por parte de los niños, así como todas las transformaciones normativas que traen consigo se relacionan con una serie de cambios en la familia que se describen a continuación. La utilización de los dispositivos móviles produce transformaciones en las experiencias directas de los niños, como también debido a los efectos que tienen sobre ellos, las experiencias tecnológicas de los adultos.

A partir de eso, los niños piden como regalos para navidad o como premios por su rendimiento escolar no juguetes, sino teléfonos. Otro relato que da cuenta del contraste entre el deseo de consumo de los niños y la situación económica de sus padres:. Los padres señalan que frente a la situación económica de las familias, por una parte, y la publicidad y los compañeros que tienen buenos equipos, es difícil hacer entender a los niños respecto a los costos y el endeudamiento.

El acceso a tecnología tienen que ver también con las necesidades propias de los procesos educativos. Una madre relata las dificultades que le implicaba a ella no tener un computador en su hogar y la justificación de su adquisición:. Teníamos que andar haciendo los trabajos en otras partes, de repente en un ciber, y no todos tienen buena disposición en un ciber.

Una apoderada relata cómo esas exigencias también provienen del mundo laboral:. Es lo que le pasó a mi esposo, por ejemplo. Él que no sabía mandar correos y como por obligación, por trabajo, tuvo que aprender a mandar correos y tuvo que crear WhatsApp.

La preocupante adicción de los niños con la tecnología

Y claro, estamos insertos en una sociedad que estamos dependiendo de la tecnología para todo Apoderada 2, E. Otro de los cambios significativos en las relaciones familiares es que los niños poseen mayores habilidades tecnológicas que sus padres, y son capaces de usar ese conocimiento para limitar el acceso a sus dispositivos. Otro relato que da cuenta de los diferentes capacidades de uso que tienen padres e hijos:.

Los adultos también relatan cómo los niños enseñan a los adultos a utilizar dispositivos móviles o aplicaciones, aunque ello depende del tipo de teléfonos disponible. Sin embargo, el rol de cuidar o acompañar el acceso a internet de los hijos recae habitualmente en las madres y no en los padres. Es posible apreciar que el saber usar la tecnología abre un espacio de poder y autonomía que antes no existía al interior de la familia. Aunque hay que considerar que, finalmente, la superación de esta brecha por los niños no es completa, sino funcional a sus deseos de consumo de entretención y, en menor medida, a sus habilidades para usar la tecnología para estudiar.

La tecnología se ha convertido también en una nueva fuente de conflicto al interior de la familia, tanto entre los niños, como en las relaciones entre niños y adultos. Algunas apoderadas relatan relaciones conflictivas entre niños hermanos o primos debido especialmente a los juegos. En otros casos, en cambio, cuando los niños no regulan sus emociones, la tecnología es utilizada como una especie de tranquilizante, y también como un mecanismo de reemplazo de los padres.


  1. App Spy Android para el teléfono móvil CAT.
  2. Aplicación de monitoreo de demencia.
  3. Pokémon Go Búsqueda Función!
  4. Como se ha indicado, otro tema que genera conflictos es la demanda de teléfonos por parte de los niños. Una madre relata lo que sucede cuando su hijo pide un equipo a su padre:. Así como algunos adultos se preocupan de establecer normas en el horario de comidas, otros dejan que la tecnología altere estos espacios. Esas normas se orientan a partir de expectativas socialmente construidas, y que muchas veces las familias comparten. Sin embargo, estas expectativas se confrontan con una realidad de uso, la que muchas veces los orienta a la falta de comunicación. Una apoderada señala que:.

    Lo negativo es que nos quita mucho tiempo en familia. Quedémonos en la casa Apoderada 2, E. Por ello, lo que pueden hacer es establecer regulaciones y normas para la convivencia y el uso de tecnología en los espacios familiares. Las expectativas de la familia, vinculadas a la comunicación, el cuidado y el afecto pueden ser mediadas por tecnología. Sin embargo, no es posible controlar las necesidades y expectativas que provienen de fuera del entorno familiar: las demandas de los niños vinculadas al juego y la entretención, la necesidad de entregar mejor formación a los hijos accediendo a información sólo disponible en internet y que implica un ambiente de mayor control y seguridad que la biblioteca u otros espacios de acceso fuera del hogar , y como hemos comentado también, en relación a las demandas del mundo laboral que afectan directamente a los padres.

    La Tercera. Hackeos en Instagram y Facebook: cuando roban tu fuente de trabajo. Piensa Digital.

admin